domingo, octubre 21, 2007

Dos errores en el flamante El País Semanal, que me han amargado la lectura. Primero, bisagra escrito con "v" (p. 45). Segundo, un comentario sobre "la princesa Genji, la heroína de la primera novela de Japón, La historia de la princesa Genji (1007), de Murasaki Shikibu" (p. 126). Se refiere a La novela de Genji, o La historia de Genji, cuya autora es Murasaki, sí, pero que narra la vida y romances del príncipe Genji. Un error que puede atribuirse al descuido, a un trabajo de documentación deficiente, porque comprobar un nombre, un título, me parece elemental (hubiera sido suficiente una consulta en un buscador de internet, un minuto).
Pero parece que es un signo de los tiempos el ver cada vez más frecuentemente faltas en la ortografía y en la sintaxis, y faltas de rigor en general, sin que nadie proteste (y los que lo hacen son tenidos por inquisidores y aguafiestas).
Otro error que veo extenderse por todas partes, es el uso del plural de "hubo" (me niego a escribirlo) en su forma impersonal: por favor, siempre se usa "hubo", sea "hubo mucha gente" o "hubo muchas personas". La otra forma plural que he visto por ahí, simplemente no tiene sentido.
Y ahora pueden acusarme de talibanismo ortográfico (una expresión que no deja de tener gracia).

3 comentarios:

malatesta dijo...

Bueno, parece que alguien recoge el testigo del Sr. Lázaro Carreter, je, je.
¡Duro con ellos!
Por cierto, yo con lo que no puedo es con el laísmo. Qué mal suena en general, pero en particular en boca de un periodista de la tele.

Viola de Lesseps dijo...

Viva el talibanismo ortográfico!!!! Si es que tiene usted toda la razón. Lo de los plurales impersonales de "hubo" y "había" me provoca acidez de estómago. A veces a una le entran ganas de dejar de luchar ya y dejarse arrastrar por los laísmos y los hubieron, y habían y demás...

Ya conoce usted además mi rabia a las grafías recomendadas por el Panhispánico de Dudas, que por igual hacen que me ría o tenga ganas de llorar.

Saludos desde la Noche.

J. Addams dijo...

Está claro que somos muchos los que aún tenemos respeto por las formas. Como decía el Makinavaja, "en un mundo sin ética, sólo nos queda la estética", o algo así.
Con esta cita selecta, he dejado clara mi postura, jé:
saludos integristas